FORGOT YOUR DETAILS?

Ataque de ira

by / Lunes, 26 Junio 2017 / Published in Coaching
200362509-001

Cinco sugerencias para que esta emoción no te domine

1.- Esfuérzate por reconocer esta emoción, sus causas y sus consecuencias. No es fácil, pero te ayudará a asumir que la vida tiene reveses y siempre hay una solución.
2.- Deja de lado frases que revelan pensamientos alusivos al todo o nada (“nunca cambiarán las cosas”, “siempre me pasa a mí”) Cambiar lo que decimos modificará nuestro pensamiento.
3.- Practica ser más asertivo. Al principio cuesta, pero con el tiempo lo harás con naturalidad. Escucha primero y concédete un tiempo para pensar lo que vas a decir.
4.- Ejercita la respiración profunda o la meditación para relajarte. Si lo haces por unos minutos, a diario, irás creando un hábito.
5.- Ante una persona con ira, recurre al “tiempo fuera” para permitirle calmarse. Si la ira da paso a la agresividad y las causas de origen son banales, acude a un psiquiatra o a un psicoterapeuta.

Fuente: Alfredo Valencia, médico psiquiatra. Revista Viu, Diario El Comercio

Agregue un comentario

TOP