FORGOT YOUR DETAILS?

Decirle adiós a los lamentos

by / Martes, 27 Febrero 2018 / Published in Coaching
Decirle adios a los

Cambiar sus procesos de pensamiento puede liberarlo de culpa, vergüenza y tristeza.
“Lo que aparece siempre en los patrones de arrepentimiento es que, al envejecer, la gente suele pensar en las cosas que no ha hecho, en vez de en las que hizo”, señala Tom Gilovich, profesor de psicología en la Universidad Cornell de Nueva York, quien estudia las diferencias entre el arrepentimiento de acción y pasividad. “Hay muchas cosas que no hacemos debido al miedo social”.
Un mal sentimiento bueno
Los remordimientos suelen hacernos sentir mal, pero esos sentimientos negativos no siempre son perjudiciales. Los estudios muestran que, en un principio, el arrepentimiento nos ayuda a aprender de los errores. Al analizar su situación podrá aprender sobre usted, hacer cambios en el futuro y, con un poco de suerte, obtener mejores resultados la próxima vez.
El daño de pensar demasiado
¿Qué pasa si el arrepentimiento domina sus pensamientos y no logra (o no puede) actuar para resolverlo en un plazo razonable? Desafortunadamente, estos pensamientos repetitivos pueden tener un impacto negativo en su vida.
“El remordimiento puede ser una emoción muy destructiva —indica Feeney—. Si se pasa lamentando las innumerables posibilidades que alguna vez existieron, pero ya no existen, es muy probable que resulte perjudicado”.
Evite lamentarse: Hay varias estrategias que pueden ayudar a liberarse de las poderosas garras del remordimiento.
Pruebe las siguientes tácticas:  
Deje de juzgar el pasado.
Acepte lo que no hizo
Involúcrese en otras actividades.
Valore su situación.
Tenga una visión optimista 
Lleve una vida activa

Fuente: Publicado por Lisa Fields-Selecciones.com

Agregue un comentario

TOP