FORGOT YOUR DETAILS?

El derecho a confiar

by / Martes, 03 Enero 2017 / Published in Coaching
el-derecho-a-confiar

Confío en que cuando me despierte mi esposo estará dormido a mi lado. En que el caminar por la calle, las personas con las que me cruce no me atacarán. Que el almuerzo del restaurante estará hecho con salubridad. Confío en mis amigas. Y en que si voy a un centro comercial o a una discoteca, voy a divertirme sin mayores consecuencias.
La confianza es la base de nuestra seguridad desde pequeños. Nuestras madres han tenido la tarea de sembrar en nosotros, a través de sus cuidados y de demostrarnos que estarán ahí cuando las necesitemos. La confianza es también el cimiento de una relación sana de pareja. Es la base de la amistad genuina. Cuento contigo y te puedo decir todo sin que me traiciones. La confianza es también la base de una sociedad que funciona, porque todos confían en que se respetan los acuerdos que protegen el bien común.
¿Cómo vivir sin confianza? Sería el imperio de la paranoia. La locura y la infelicidad. Vivir a la defensiva. Una vida desgastante y miserable.
¿Pueden salir tantas cosas mal? A veces.
Pero no podemos dejarnos vencer por la desesperanza, la sospecha permanente, la intranquilidad. Debemos hacer un esfuerzo por recordar las cosas buenas, que no son pocas. Necesitamos lograr que la fe gane la batalla. Fe ciega no. Fe en el amor, en la alegría, en la salud mental, en las segundas oportunidades. Fortalecernos y fortalecer nuestros vínculos. Dar lo que esperamos recibir, ser confiables, humildes y respetuosos. Apoyarnos entre todos. Sembrar seguridad y confianza. Y contagiar el amor por la vida.

Fuente: Columna de Natalia Parodi- Revista Viu

*Resumido por el editor.

Agregue un comentario

TOP