FORGOT YOUR DETAILS?

El inmortal amor

by / Martes, 02 Agosto 2016 / Published in Coaching
El inmortal amor

“….Las manifestaciones del amor son sorprendentes, complejas y contradictorias…”

“Platón explica la naturaleza intermedia del amor, es decir nuestra necesidad tanto de amar como de ser amados. “El banquete” cuenta que luego de una fiesta, Poros-el dios de los recursos- se queda dormido y que Penía -la diosa de la pobreza- se acerca y se acuesta con él. Así nace Eros -el Amor-, quien por ser hijo de la abundancia es bello, bueno, inteligente y amado. Pero quien, por ser también hijo de la ausencia de recursos, realiza acciones feas, viles y estúpidas, y necesita también amar, pues desea lo que no posee. Así, Platón nos ayuda a entender nuestras ambivalencias y los cambios en nuestras relaciones.

Freud concibe la relación entre amar y ser amado como una oposición. Para Freud el amor representa una pulsión sexual cuya energía (libido) necesita satisfacerse. El antagonismo y lucha constante entre los dos instintos fundamentales -el instinto de vida (Eros) y el instinto de muerte (Tánatos)- nos permite entender nuestras relaciones constructivas y (auto) destructivas.

Históricamente nuestra concepción del amor ha sido definida por el cristianismo. Jesús nos inculca amar al otro como a un igual y promueve la vida comunitaria.

Finalmente Michel Foucault promueve el amor a uno mismo fomentando el cuidado y el conocimiento de sí mismo. Propone diversas técnicas, como la meditación, el retiro, el apartarse de las apariencias, la catarsis y los ejercicios para evitar  la curiosidad malsana, etc. como medios para acceder a la verdad sobre nosotros mismos. Así, el amor a uno mismo aparece directamente ligado al desarrollo de nuestra espiritualidad”.

Fuente: Gisele Velarde – Diario El Comercio

*Resumido por la editora

 

 

 

Agregue un comentario

TOP