FORGOT YOUR DETAILS?

El miedo o la ira

by / Lunes, 24 Junio 2019 / Published in Coaching
El miedo o ira

Son las emociones más difíciles de gestionar. ¿Cuál conviene enfrentar para no ser infelices?

Todas nuestras sensaciones están aparejadas con nuestras emociones, por lo que muchas veces dejamos que estas condicionen nuestro día a día, influyendo en nuestras decisiones e interacciones. Debemos aprender a gestionarlas para que no actúen a su libre albedrío.
Las más difíciles de gestionar son el miedo y la ira. Ambas se caracterizan por similar excitación del sistema nervioso central. Las manifestaciones físicas de la ira y el miedo son parecidas, más no iguales. Mientras que la frecuencia cardíaca sube tanto en la ira como en el miedo, la temperatura de la piel y la conductancia eléctrica reaccionan diferente: aumenta cuando estamos enojados y disminuye al asustarnos. De lo que se trata es de traducir la información que estamos sintiendo.
Tanto la ira como el miedo están relacionados con nuestra necesidad de tener el control. La ira realza ese sentido de control y es nuestra manera de reclamarlo, en tanto, el miedo se relaciona con la pérdida del mismo. En esta situación, la ira conduce a la lucha, el miedo a la huída.
Cualesquiera de las dos reacciones, finalmente, nos lleva a sentirnos infelices. Cuando la persona enojada se calme, percibirá que su relación con la otra persona está afectada y cuando la persona temerosa reflexione podría sentirse mal por sus actos cobardes.
Gestionemos nuestra propia ira, cuando sintamos que nos estamos enojando, tomemos un tiempo antes de actuar. Las emociones duran unos 90 segundos, así que, si podemos hacerlo ante una situación de miedo, enojarse puede ser una buena manera de enfrentarlo, pero con cuidado de no perder el control.

Fuente: Liliana Alvarado- Diario El Comercio: Día1

Agregue un comentario

TOP