FORGOT YOUR DETAILS?

¿La integridad sigue de moda?

by / Lunes, 08 Enero 2018 / Published in Coaching
La integridad

Con tanto ruido ético que se vive, comparto algunas ideas acerca de la integridad.
1.- La integridad es la base de la imagen y la buena reputación: la imagen no es algo que se puede crear artificialmente: responde a la realidad de nuestro comportamiento diario. Una buena reputación es clave para la vida, abre toda clase de puertas y con ella tenemos la mitad del camino hacia la confianza ganada.
2.- La integridad genera confianza: ser íntegro, pasa por ser correcto, decente y serlo por igual en todos los ámbitos en los que nos movemos. Es decir, ser siempre uno mismo, sin dobleces y coherentes con los valores que predicamos.
3.- La integridad es hermana de la transparencia. La vida es más fácil cuando se vive con un solo set de valores y no tenemos que recordar qué dijimos a cada quien. Nada como vivir en paz y la conciencia tranquila, claro, eso vale para quien tiene conciencia.
4.- La integridad necesita humildad: Un potencial “riesgo” de la integridad es el ego que podría venir de sentirse de alguna manera “moralmente superior”. Debemos evitar la arrogancia, la intolerancia y la estrechez de mente.
5.- La integridad genera buenos contactos: La gente se junta con sus iguales y sabe reconocerse entre los demás. Así como el ladrón cree que todos son ladrones como él, la gente íntegra empatiza y gusta de navegar junta, hacer negocios y crear redes con personas con als cuales puede pensar en conjunto o a los que pueda recomendar, contratar o promover.
6.- La integridad genera respeto y admiración: Todos deseamos ser respetados y admirados por nuestros hijos, y ojalá subordinados, parejas, clientes y pares. Nada como la integridad para inspirar respeto y admiración. Y es que ser íntegro no es fácil. Vivir de acuerdo a nuestros valores en cada acto y en cada decisión requiere carácter y disciplina y no siempre genera una “ganancia “ inmediata o a corto plazo. Pero las personas serias reconocen el valor intrínseco de quienes son íntegros y leales a sus valores-lo que al final del día impacta de manera muy positiva en la calidad de vida y nivel de felicidad. Y sí, la integridad “sigue de moda” y lo estará siempre.

Fuente: Inés Temple-Diario El Comercio

Agregue un comentario

TOP