FORGOT YOUR DETAILS?

Nada más lejano al liderazgo que el exceso de ego.

by / Lunes, 04 Abril 2016 / Published in Coaching
Lider ego

Si quisiéramos definir el alcance del liderazgo efectivo  en una sola palabra, sin duda sería esta: humildad. La humildad nos permite crear un vínculo empático con los trabajadores que están desarrollando distintas habilidades dentro del ambiente laboral. Pero, en un entorno tan competitivo como el que experimentamos diariamente, ¿cómo podemos distinguir de manera práctica si un líder tiene un exceso de ego o no?
La problemática se genera cuando las personas que demuestran ciertas características -como validar solo a las personas que piensan de manera similar a ellos o hablan constantemente de sus logros- son líderes con aparentes habilidades intelectuales, pero que necesitan desarrollar habilidades sociales.
Al tener comportamientos que impiden que las personas dentro de los equipos de trabajo se desarrollen, se corre el riesgo de desacelerar el potencial de cada individuo, de manera que en lugar de contribuir a la generación de resultados en la empresa, acaban siendo un agente poco participativo.
Algunas recomendaciones para prevenir los comportamientos del exceso del ego son:

1.- La escucha activa y empática nos permite tener la información real y relevante de los hechos, llevándonos a lograr un ‘enganche emocional’ con la gente que nos rodea.

2.- Admitir que otras personas están en lo correcto es muy enriquecedor, ya que es el mejor ejercicio para el desarrollo de habilidades sociales dentro de la organización.

Para desarrollarnos como verdaderos líderes, debemos tener la convicción de que sin autocrítica no hay desarrollo de potencial; sin diversidad e inclusión, no existen las grandes innovaciones y cambios que necesitamos y, sin un comportamiento asertivo, no conseguiremos el compromiso emocional de  nuestros equipos, el cual es, finalmente, el activo más valioso que tenemos.

Fuente: Milagros Zegarra –Directora del Human Capital del PWC

 

Agregue un comentario

TOP