FORGOT YOUR DETAILS?

Un millón de amigos

by / Lunes, 30 Octubre 2017 / Published in Coaching
Un millon

Recuerdo a un chico de la universidad muy sociable. No había quien no lo conociera. Era amigable, divertido, nada problemático y cada vez que podía generoso. Los más cercanos lo fastidiaban diciéndole que él quería tener un millón de amigos.
Recuerdo de pronto a un compañero de la academia, al que seguí viendo algún tiempo durante la universidad. El me decía que tenía pocos amigos y que había sido una decisión tomada a conciencia. El no quería tener muchos. Y sostenía que era mejor manera de valorar sus amistades. Porque si uno tiene muchos amigos-decía- no tiene tiempo para dedicarle la atención adecuada a cada uno.
Conocer gente nueva es muy estimulante. He tenido la suerte de entrevistar durante 11 años en televisión a un promedio de 400 por año. Y además he tenido la oportunidad de interactuar con varios otros a través de Facebook. Sin embargo descubrí que me es imposible sostener tantos vínculos en el tiempo y convertirlos en amistades profundas y sólidas. Y las veces que ha surgido una conexión bonita con varias personas nuevas a la vez, he resultado fallando en atender la comunicación con ellos, además -lo peor de todo-he terminado sacrificando el tiempo con mis amigas de toda la vida y sobre todo con mi familia.
No se puede tener un millón de amigos. Es cierto que Facebook aguanta todo, pero la realidad es que no se puede mantener un vínculo cercano con tanta gente,
Pasa el tiempo y me doy cuenta que el chico de la academia tenía razón. Al menos es lo que pienso ahora. La amistad requiere de tiempo y valoración. No es que no se pueda construir nuevos vínculos importantes, pero no tantos ni a cada rato. Y a esas personas que siempre han estado ahí, cuidarlas. Contar con ellos cuando las necesitamos y estar ahí para cuando ellos nos necesitan. Así sean dos o tres, ese tesoro enraizado en nuestros corazones valdrá mucho más que un millón.

Fuente: Natalia Parodi Revista Viu.

Agregue un comentario

TOP