FORGOT YOUR DETAILS?

Yo te escucho

by / Miércoles, 27 Marzo 2019 / Published in Sin categoría
Yo te escucho

Cuando tenemos algo que decir, queremos que la otra persona escuche sin perder detalle. Pero muchas veces, sentimos como si el otro se desconectara, especialmente después de años juntos. Y aunque nos guste pensar que somos oyentes ideales, probablemente seamos tan o más responsables por descuidar a nuestra pareja.
Podemos aprender a escuchar con atención y así lograr que nuestra pareja se sienta más valorada en lugar de ignorada. Vamos a ver cómo hacerlo:
Centrarse en el momento
Es natural que la mente deambule durante una conversación, pero si somos conscientes de que está sucediendo es más fácil combatir la tendencia. Parte del problema es que las personas oyen más rápido de lo que hablan.
Un paso importante que muchos no tienen presente: si nos damos cuenta de que no podemos escuchar cuando nuestra pareja se acerca, seamos honestos y propongamos hablar en otro momento. Es preciso apagar la televisión, dejar apartado el celular y sentarse juntos
No interrumpir
¿Alguna vez hemos terminado la frase que estaba diciendo nuestra pareja? Si anticipamos el final, acertadamente o no, estamos desconectando al otro, lo que probablemente le haga perder las ganas de compartir.
“Interrumpir no es nada útil; es una actitud que se desprende de la impaciencia”, asegura el autor estadounidense Michael Nichols. “El problema es que no estamos interesados en escuchar. Estamos esperando para poder decir lo que nosotros queremos decir. Interrumpimos y decimos: ‘Ah, sí, entiendo’. Y respondemos contando nuestra historia. Eso es un error”.
Simplemente escuchar
Cuando nuestra pareja comparte con nosotros algo significativo, escuchemos. No demos consejos, ni nuestra opinión, ni relatemos anécdotas.
“La mayoría de las personas escuchan con la intención de reaccionar, en lugar de comprender”, asegura Nichols. “La conversación comienza a transformarse en un partido de ping-pong. En lugar de admitir o responder, van de un lado a otro y ninguno se siente plenamente comprendido”.
Discutir de forma justa
Es difícil tener una relación significativa sin discutir ocasionalmente, pero poder escuchar durante las discusiones representa un desafío.
Lo recomendable es discutir calmados las cuestiones delicadas.
Mostrar empatía
Si estamos compartiendo novedades interesantes o expresando disgusto y encontramos indiferencia en el otro lado, podemos sentir que no importamos. Cuando los roles se invierten, debemos ponernos en el lugar del otro y escuchar atentamente para ofrecer una reacción adecuada.
Nuestras reacciones no verbales pueden ser tan importantes como cualquier cosa que digamos. “No es suficiente decir a alguien que lo comprendemos intelectualmente, tenemos que mostrar entendimiento emocional”, dice Adelmann. “Una lágrima en los ojos o su mano sobre mi hombro expresan habitualmente más que palabras”.
Ego fuera
Si hablamos demasiado, es posible que al otro le resulte difícil meter una palabra. Animemos al otro a hablar más y escuchemos verdaderamente. “Muchos dicen: ‘Ah, lo que estás tratando de decir es esto’. “Debemos invitar al otro a hablar más”, recomienda Nichols. Nos sorprenderíamos al ver la reacción positiva que obtenemos. “Cuando estamos atascados en una manera de actuar y alguien nos lo muestra, resulta útil”, afirma la francesa Catherine. “Esto está cambiando mi manera de ver las cosas… y mi marido también quiere cambiar”.

Fuente: Publicado por Lisa Fields en selecciones.com

Agregue un comentario

TOP