FORGOT YOUR DETAILS?

Cuidado con esas confidencias

by / Lunes, 22 Febrero 2016 / Published in Coaching

Solemos pensar  que con las amistades de muchos años la confianza es ilimitada. Llegamos, incluso, a suponer que la otra persona es algo así como nuestro “alter ego”.
La mejor amiga: si tienes  una “mejor amiga” con la que puedes contar para todo, considérate una persona afortunada, pues lo más seguro es que siempre estará a tu lado apoyándote en las buenas y en las malas. Pero también recuerda que todos somos humanos y tenemos nuestros defectos. Por más que confíes en esa persona, nunca sabrás si en algún momento de la vida, surgirá un sentimiento negativo como la envidia o los celos. No se trata de ser hipócrita o mentir a los amigos, sino de tener cierto cuidado a la hora de hacer comentarios, y más aún, confidencias.
Para tenerlo en cuenta:

Nunca cuentes sobre su destreza en la cama, es muy tuyo.

No  les hagas escuchar un audio privado, te lo pueden grabar.

No le compartas una foto íntima, puede aparecer en las redes.

No exageres sobre el jale que tienes, puedes causar celos.

No te jactes de tu éxito profesional, puedes despertar sentimientos negativos.

No presumas de tu buena suerte, puedes generar envidia.

No dramatices demasiado en tus historias, puedes satanizar a tus seres más queridos.

No confíes un secreto familiar, pueden utilizarlo en tu contra en día de mañana.

Fuente: Ellos & Ellas-Revista Caretas*

*Resumido por la editora.

 

 

Agregue un comentario

TOP