FORGOT YOUR DETAILS?

Juntos pero libres

by / Miércoles, 13 Mayo 2015 / Published in Coaching

Cuando Iván y Romina se vieron por primera vez, el flechazo fue inmediato. Esa misma noche quedaron en salir al día siguiente, y en menos de dos semanas ya eran enamorados. Con el tiempo, su relación se consolidó y aunque la pasan genial, han empezado a notar que extrañan las actividades que realizaban cuando estaban solos. Algo está resquebrajándose  entre ambos. Uno de los errores más frecuentes de las mujeres cuando iniciamos una relación, es renunciar a nuestra individualidad. Pero, presta atención a este consejo, en especial si deseas tener un futuro con él. Un noviazgo sano y constructivo se basa en el respeto, en la confianza, en el apoyo, en la honestidad, en la igualdad y en una buena comunicación. Pero es clave mantener identidades separadas.
A decir de los especialistas en terapia familiar, la mujer que se convierte en la extensión de su pareja no solo refleja un alto grado de inseguridad, también falta de autoestima, pues se conforma con vivir a través de él, y es incapaz de convertirse en la protagonista de su propia vida.
Si te criaron con el estereotipo de que no es correcto salir sin tu pareja o que siempre debes estar disponible para él, llegó el momento de reprogramar tu cerebro. Primero, nunca dejes de ser quien eres. Tu novio se enamoró de ti conociendo tus virtudes y tus defectos, no trates de cambiar para agradarlo. Segundo, no te sientas culpable si la pasas fantástico cuando estás sola o cuando sales sin él. Es lo más natural y saludable.
Ser independiente en una relación no significa salir sola todos los días o hacer planes sin tomar en cuenta la opinión del otro, mucho menos continuar con el estilo de vida que llevabas cuando eras soltera. Se trata de procurar seguir disfrutando de las cosas que te agradan y te hacen feliz, nada más. Debes aprender a equilibrar tu vida. Todo tiene su tiempo y lugar.
Si viven juntos, conversa con él y dile que te gustaría tener un rincón en la casa para leer a tus anchas o estar sola. Cultiva tu independencia. Te sentirás mejor y tendrás una relación más saludable.

Fuente: Trixi Vargas- Eva Caballero-Viu-El Comercio

 

Agregue un comentario

TOP