FORGOT YOUR DETAILS?

Pequeña maravilla

by / Lunes, 03 Noviembre 2014 / Published in Coaching

¿En qué momento dejamos de ser como Mafalda?

Esa es una pregunta que me ha dado vueltas desde que empecé a cerrar esta edición. ¿Cuándo paramos de sorprendernos con lo que descubríamos alrededor nuestro? Pero lo que es peor. ¿Cuándo comenzamos a resignarnos a que el mundo era así y que nada podíamos hacer para cambiarlo? Releer y releer las tiras cómicas de Quino son una gran fuente de inspiración para no dejarse llevar por la corriente del día a día. Esa que nos hace preocuparnos únicamente por las cuentas, el trabajo o los escándalos mediáticos. Por suerte, nunca es tarde para reaccionar. ¿Sigue vigente  Mafalda luego de 50 años de creada? La respuesta  me la da mi hija de 6 años (justo la edad que tenía el personaje cuando vio la luz) y su imparable batería de interrogantes. ¿Por qué hay gente que pide limosna? ¿Por qué brilla la luna? ¿Por qué hoy no es mañana? ¿Por qué la gente no sonríe cuando anda por la calle? ¿Qué significa nuestro ombligo? ¿Por qué demoramos tanto en darle un hermanito? ¿Por qué no lo compramos en Wong o Plaza Vea? Y entonces deseo que nunca crezca. Que  se quede  en la edad de Mafalda, para que la adultez no le quite la curiosidad y la rebeldía.

Fuente: Eduardo Lavado-Editor de Somos.

Agregue un comentario

TOP