FORGOT YOUR DETAILS?

Resiliencia para superar una crisis

by / Martes, 04 Octubre 2016 / Published in Coaching

“Aprende a ser como un junco: firme para no romperte pero flexible para moverte según sople el viento”
¿Qué es la resiliencia?
Definimos resiliencia como la capacidad que tenemos las personas para sobreponermos a las crisis, superar las dificultades y adaptarnos a los cambios saliendo fortalecidas y construyendo positivamente a partir de estas situaciones.
Tener resiliencia implica tener fuerza y firmeza, es decir ser responsable, pero saber adaptarse a las nuevas circunstancias, a las dificultades,  con flexibilidad, buen humor y creatividad, para extraer un aprendizaje y para crecer como seres humanos.
5 formas de utilizar la resiliencia para superar una crisis:
Toda situación de crisis implica dificultad y cambio. Tener resiliencia en una situación de crisis implica adaptarse a la nueva realidad, aceptando las dificultades que tenemos por delante, pero intentando ver la parte positiva que la nueva situación (por difícil que parezca) tiene. ¿Cómo?

APRENDIENDO. Ante cualquier obstáculo que te coloque delante una crisis, una situación difícil, pregúntate: ¿Qué puedo aprender yo de esto? Quizá te sorprendas de ver todo lo que puedes incorporar en tu vida para crecer. Esto es comenzar a tener resiliencia.
ACEPTANDO lo que en este momento te toca vivir. Para bien o mal, a veces nuestro margen de maniobra inicial es pequeño. Intenta que tu atención esté el mayor tiempo posible en el presente. El pasado ya fue y el futuro está por escribir. Anclarte excesivamente en pensamientos negativos o tristes del pasado no te ayudará y tu ánimo se deprimirá. Pensar excesivamente en el futuro puede generarte ansiedad.
SIENDO POSITIVOS. Toda situación tiene un lado bueno. No hay blanco sin negro. Sin restar objetividad intenta potenciar el lado positivo de la situación. No te centres o te quedes sólo con lo más doloroso.  Rodéate además de personas positivas y crea una red de apoyo positivo.
UTILIZANDO EL HUMOR. Afrontar de una manera lúdica las situaciones difíciles, huyendo del dramatismo te permitirá aumentar tu resiliencia y salir antes de la crisis.
NO INTENTANDO CONTROLAR LA SITUACIÓN. Esto es algo que genera estrés. Adopta una actitud flexible ante los cambios. No te cierres ante las dificultades y abre tu mente a diferentes alternativas.

Fuente: Semana.es/devaneos-en-el-divan

 

 

Agregue un comentario

TOP