FORGOT YOUR DETAILS?

Ser más empático en el trabajo

by / Jueves, 16 Febrero 2017 / Published in Coaching

Mantener una buena relación con los compañeros de trabajo es algo que parece sumamente simple, pero que no siempre sucede de esa manera. Y es que cultivar lazos de respeto, confianza y compañerismo requiere de una cuota importante de algo que se denomina inteligencia social.
Básicamente, este concepto alude a la interacción que las personas logran con su entorno, la cual determinará el tipo de relación –positiva o negativa- que se establecerá con los pares. En esta construcción, las habilidades sociales juegan un importantísimo papel, al ser el talento que permite manejar las relaciones con los demás y descubrir cuál es el mejor potencial que se puede desarrollar en el campo laboral.
Por ejemplo, quienes tienen un mayor manejo de las habilidades sociales suelen ser excelentes negociadores y presentar grandes capacidades para liderar grupos y dirigir cambios. Son capaces de trabajar, además, en colaboración con su equipo y crear positivas sinergias, como también lograr altos niveles de persuasión y generar empatía con otras personas.
De acuerdo con las charlas temáticas que realiza el Programa Vivir Bien de Sodexo Servicios de Beneficios e Incentivos para mejorar la calidad de vida laboral, la empatía es una habilidad indispensable en el campo de la inteligencia emocional, pues es lo que permite entender las necesidades, sentimientos y problemas de los demás, ponerse en su lugar y responder a sus reacciones emocionales.
De esta manera, si no existe empatía, las personas son incapaces de ponerse en el lugar del otro e interpretar adecuadamente cuáles son sus anhelos, problemas y motivaciones. Como consecuencia, incurrirán en acciones negativas, tales como restarle importancia a las preocupaciones de sus compañeros, caerán en prejuicios, juzgarán sin compasión y descalificarán las ideas ajenas.
De ahí la importancia de poner en práctica algunos simples pasos que ayudarán a desplegar la inteligencia emocional en la oficina:
1. Tómese un tiempo para conocer a las personas con las que trabaja: Inicie o siga conversaciones en lugares de encuentro común, como puede ser la impresora, la cafetería o la salida.
2. Manténgase al día de lo que ocurre en la vida de sus compañeros: Eventos importantes como matrimonios, separaciones, el nacimiento de un hijo o un viaje permiten conocer un poco más al otro y saber cómo reaccionará ante los eventos laborales que se van presentando.
3. Póngase en el lugar de su compañero: Muchos malos entendidos en el trabajo suceden al no empatizar con los pares y pasar a llevar sus emociones con el tono de vez o forma en que se dicen algunas cosas.
4. Haga algún favor que pueda facilitar el trabajo de otro: De esta manera se generan lazos y, probablemente, se recibirá lo mismo de vuelta.

Fuente: www.msn.com

Agregue un comentario

TOP